La tentación del populismo económico

Las épocas de crisis, como la actual, son caldo de cultivo de los populismos, también en materia económica. La tentación de sintetizar la causa de los problemas en un enfrentamiento simplificador entre las “élites” y el “pueblo”, entre los responsables de lo problemas y los que los padecen, se convierte en momentos como los actuales en una salida posible del enredo económico, a la que acuden con facilidad los políticos, al menos para tranquilizar a la opinión pública.

James Surowiecki, en un artículo reciente publicado en The New Yorker (“The Perils of Economic Populism”), se refiere al “nuevo populismo” de la Administración Obama, que parece confiar en el rédito político de afrontar los males profundos causantes de la actual situación económica en clave de un enfrentamiento entre Main Street (los ciudadanos ordinarios) y Wall Street (los directivos del mundo financiero y de las grandes corporaciones).  Un enfrentamiento que por otra parte es paradójico, ya que se da en un contexto de decisiones pragmáticas, de ayudas multimillonarias a esos sectores –banca, aseguradoras, grandes empresas,  etc.-, financiadas por todos los ciudadanos, y necesarias para evitar el desplome de todo el sistema.  De hecho, el hombre de la calle odia tales medidas, pero al mismo tiempo es uno de sus principales beneficiarios. Todo el mundo desea que el gobierno ayude a reducir el desempleo, pero al mismo tiempo prefiere menos déficit público e impuestos más bajos.

La tensión entre la necesidad del pragmatismo y la tentación del populismo, en el caso de la política económica estadounidense, es también motivo de análisis en artículos de opinión del Financial Times (“Why Obama Should Play to Populism”) y del Wall Street Journal (“The Audacity of Populism”), en los que se debate el grado en el que la campaña de Obama para “domar” al sector financiero es en parte pose, en parte política real.

Las reflexiones sobre las derivas populistas de las políticas económicas en tiempos de crisis tienen especial interés para el análisis de la situación española. En una semana que algunos han calificado como trágica para la reputación internacional de España, y en una coyuntura en la que Gobierno no puede sino actuar, con decisiones en general poco populares, el populismo de los “chivos expiatorios” en materia económica ha encontrado nuevos referentes. Dado que el caso estadounidense no es trasladable a nuestro entorno –pues la banca, paradójicamente, se presenta como uno de los pilares del sistema económico español-, la responsabilidad se ha trasladado a los “especuladores internacionales”. Incluso, se ha llegado a sugerir que la “gravedad” que se atribuye internacionalmente al estado de la economía española forma parte de un complot para debilitarla, y para debilitar de paso al euro.

Se refuerza de esta forma el guión de la historia que de forma consistente se trata de trasladar al ciudadano: que las causas fundamentales de la crisis son externas (crisis financiera internacional, especulación global, pronósticos errados de los organismos económicos, etc.). Con ello se puede apelar a argumentos emocionales para generar cohesión –orgullo patrio, confianza en el ciudadano, “campeones nacionales”, el Real Madrid frente al Alcoyano, etc.- y alinear voluntades para avanzar por el tortuoso camino del reajuste estructural de la economía, y hacerlo de una forma más suave. Por supuesto, como en el caso de Obama con el sector financiero, es muy posible que la deriva populista de trasladar la responsabilidad al exterior concluya teniendo efectos realmente perversos. Así se lo ha recordado de nuevo The Economist (“The zapping of Zapatero“) al gobierno español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s