El éxito de ProPublica

ProPública, la redacción non-profit de periodismo de investigación más famosa del momento, acaba de ganar el Gannett Foundation Award for Innovative Investigative Journalism, en la edición de este año de los Online Journalism Award. La serie de trabajos premiada ha sido “Law and Disorder“, una investigacion junto al programa de la PBS “Frontline” y al diario New Orleans Times-Picayune, sobre lo que sucedió en los violentos enfrentamientos de ciudadanos y la policía de New Orleans tras el Katrina. Es el vigésimo sexto reconocimiento que recibe ProPublica en 2010, incluido el Pulitzer en la categoría de Periodismo de Investigación.

El éxito de ProPublica tiene especial resonancia por dos motivos: en primer lugar, es una iniciativa periodística completamente online, que compite en la notoriedad de sus investigaciones con las de los grandes medios; en segundo lugar, está financiada por fundaciones y donaciones individuales, lo que la convierte en un formato alternativo a los tradicionales modelos de negocio periodísticos, tan en crisis en la actualidad.

Lo que no se comenta tanto -quizá porque rompería algo su halo de iniciativa innovadora- es que la verdadera clave de su éxito es la apuesta por el periodismo de calidad, en su versión más intemporal. De hecho, el promotor y alma periodística de ProPublica no es un visionario veinteañero; es Paul Steiger, extraordinario periodista que trabajó durante cuarenta años en prensa -Los Ángeles Times y The Wall Street Journal-, la mayoría de ellos dedicado al periodismo económico. Bajo su dirección, entre 1991 y 2007, el Wall Street Journal mereció 17 Premios Pulitzer. Y tampoco sus principales lugartenientes, en la redacción Stephen Engelberg -más de dos décadas de experiencia en The Oregonian y el New York Times-, y en la gestión Richard Tofel -otro tanto como alto directivo en el Wall Street Journal y en Dow Jones-, pueden considerarse “savia nueva”.

Y es que seguramente en el alma de ProPublica está más vivo el recuerdo de Barney Kilgore, el arquitecto periodístico del Wall Street Journal -homenajeado recientemente por Tofel con una deliciosa biografía (“Restless Genius“)-, que las profecías sobre el futuro del periodismo de visionarios como Jarvis & Co. Y por eso, el éxito de ProPublica es la mejor muestra de que el buen periodismo de siempre, aunque en circunstancias nuevas,  sigue más vivo que nunca.

Paul Steiger, sobre el nacimiento de Pro Publica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s